El apartamento de la Yaya es un alojamiento singular, situado en pleno centro del precioso casco histórico de Toledo, que fue declarado en 1986 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Totalmente reformado en 2019, es perfecto para parejas aunque tiene capacidad hasta para 3 personas (2 adultos y 1 niño), y ofrece todas las comodidades para una estancia inolvidable. Además, al encontrarse en la planta baja, una vez en el edificio no tendrás que subir y bajar escaleras con tu equipaje. Aunque el nombre de la calle, Cuesta de los Escalones, ya te da una pista de cómo es el acceso 🙂

Patio columna luz.png

Emplazado en un edificio original del SXII rehabilitado, ofrece un alojamiento inmejorable para conocer y disfrutar Toledo cómodamente gracias a su excepcional ubicación: a solo 300 mts de la Catedral (3 minutos andando), 600 mts. del Alcázar (6 minutos), 700 mts. de la Iglesia de Santo Tomé… y rodeado de tiendas y restaurantes, así como dos parkings públicos de pago y uno gratuito.

Se encuentra en un edificio con Valor Patrimonial, nivel “P”, dentro del ámbito del Plan Especial del Catálogo del Casco Histórico de Toledo, lo que le otorga una especial protección y mantenimiento dado su alto valor histórico.

Es una casa pintoresca y acogedora, con detalles insólitos, como una columna romana que atraviesa parcialmente una pared y la comparte para asomar al patio toledano, las vigas de madera o las paredes de piedra originales del S XII que se han mantenido a la vista en diferentes sitios de la casa. Tendrás acceso al bello y típico patio toledano de la casa, con su fuente, columnas y artesonado, donde podrás disfrutar del aire y las plantas.

No dejes escapar la ocasión de conocer Toledo de una forma diferente, disfrutando las comodidades de un moderno y equipado apartamento dentro de un edificio singular con alto valor patrimonial.

¡Te esperamos!

cropped-3a48354e-52d6-4fc2-9d3e-2215446da386.jpg

PD: ¿Qué por qué se llama así? Es un pequeño tributo a mi madre, a la que cariñosamente todos llamábamos Yaya desde que empezó a ser abuela. Te quiero, mamá.